11
Mar
10

Y tú como compañera, hijos quizás.

01/01/2010

…viví muchas cosas y ahora, creo que hallé lo que se necesita para ser feliz. Una vida aislada y tranquila en el campo con la posibilidad de ser útil a quienes es fácil hacer el bien y que no están acostumbrados a que se lo hagan; y un trabajo que se espera sea de utilidad; entonces descansar, la naturaleza, libros, música, amor al prójimo. Esa es mi idea de la felicidad. Y tú como compañera, hijos quizás. ¿Qué más puede un hombre desear?.

Felicidad familiar, Leon Tolstoi

Anuncios

0 Responses to “Y tú como compañera, hijos quizás.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: