12
Mar
10

La cinta blanca

01/02/2010

Tienes que ser un infeliz para ser tan miserable conmigo.

Yo el señor, tu dios, soy un dios celoso, que castiga las faltas de los padres a los hijos hasta la 3º o 4º generación.

 

Anuncios

2 Responses to “La cinta blanca”


  1. 1 Nada (ni nadie)
    marzo 12, 2010 en 10:05 pm

    “He pasado del malditismo a una fase pacífica con la amargura como única sed”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: